Arquetipos de marca para el sector salud: ¿Cuál elegir?

Desarrollar una marca personal en el sector salud, debe hacerse a través de una planificación estratégica. No es secreto el hecho de que las conexiones entre el doctor y el paciente, o bien entre profesionales, llevan aún una etiqueta que los distancia a unos de otros.

Y es que a estas alturas, se sigue creyendo que usar el humor para tratar un tema tan serio como la salud, «le resta seriedad a lo que se hace.»

Nada más lejos de la realidad. Estudios demuestran que es mucho más fácil recordar al que emplea el humor en un video, o al que hace memes de situaciones cotidianas, que al que sigue apostándole al contenido monótono y al pensamiento cuadrado.

Yo sé que suena fastidioso, pero tal y como lo digo siempre en mis redes sociales, necesitamos avanzar.

El objetivo de crear una marca personal:

No solamente en el sector salud, esto aplica a cualquier profesional que quiera hacerse notar.

¿Recuerdas al señor que solía arreglar los televisores? ¿Y al que vendía los helados? ¿Recuerdas el mesero que te atendía de maravilla en aquel restaurante?

Todos ellos, (algunos sin saberlo), forjaron una marca personal. Cada uno ocupa una posición en tu mente como «el que hace tal o cual cosa».

Este es el objetivo de la marca personal: posicionar en la mente de otros, como un especialista en determinado ámbito, en nuestro caso, la salud.

Pero no solo se trata de decir «Es el doctor tal». Si bien la palabra doctor aplica a cualquier rama de la medicina, la idea es ir más allá.

Entonces, al ser específico, se crea un mejor posicionamiento: como cardiólogo, traumatólogo, ginecólogo, bioanalista, etc.

Esto es lo que llamamos «definir un nicho.»

Entonces, el objetivo de crear una marca, por paradójico que parezca, es «desmarcarte del resto».

Los arquetipos de marca personal:

Son 12 en total y fueron creados por Carl Jung. Representan un conjunto de características comunes que engloban las distintas personalidades que puede tener una marca.

Ojo: una marca no se compone al 100 % de un único arquetipo, por lo general predominan 3 de ellos en cada una, con uno que sobresale entre los otros dos.

Según Jung los arquetipos representan las motivaciones básicas del ser humano: valores, premisas, rasgos de personalidad y creencias generales que se dividen en 12 tipos y se diseminan por todo el mundo.

Así que veamos cuáles son:

1.- El inocente.
2.- El héroe.
3.- El sabio.
4.- El fuera de la ley.
5.- El gobernante.
6.- El cuidador.
7.- El creador.
8.- El bufón.
9.- El amante.
10.- El explorador.
11.- La persona corriente.
12.- El bufón.

Ahora seguro te preguntas ¿Qué arquetipo debería usar para mi marca?

Pues la respuesta es muy sencilla: siempre digo que lo más importante es ser auténtico, y dependiendo de tu personalidad, tus valores y tus intereses más allá de la profesión a la que ya te dedicas, deberás elegir el o los arquetipos que más vayan contigo.

¿Pero y si es el bufón o alguno que no parezca tan serio?

Pues adelante, atrévete a ser disruptivo en tu sector. El mundo es de aquellos que hacen cosas diferentes.

Si quieres que te acompañe en el camino de descubrir el arquetipo de tu marca para desarrollarla, contáctame. Con gusto te ayudaré en el trayecto.

Comparte en tus redes

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.